Saltar al contenido

San Benito

ROSARIO DE SAN BENITOMEDALLAS DE SAN BENITO
comprar rosario de San BenitoMedalla de San Benito Comprar en Amazon
CRUZ DE SAN BENITOANILLOS DE SAN BENITO
LA CRUZ DE SAN BENITO COMPRAR
ORACIONES A SAN BENITO
oracion a san benito para alejar enemigos ocultos traiciones malas lenguas y hechicerias

Oración a San Benito

San Benito,
tú que fuiste hombre de paz,
ayúdanos a alcanzar la paz;
paz en nuestros corazones,
paz en nuestras familias,
paz en nuestro sufrido
y atribulado mundo.

Ayúdanos a trabajar por la paz;
a dar el primer paso para
acabar con la amargura,
a ser los primeros en extender
nuestras manos a la amistad
y al perdón.

Ruega a Dios para que la paz
penetre en nuestras vidas
y así,
podamos vivir en Su gracia y amor.

Y al final de nuestras vidas,
obtén para nosotros la eterna y
bendita visión de Dios en el cielo.

Amén

Descripción de la medalla de San Benito


En el frente de la medalla aparece San Benito con la Cruz en una mano y el libro de las Reglas en la otra mano, con la oración: “A la hora de nuestra muerte seamos protegidos por su presencia” (Oración de la Buena Muerte).

comprar aqui medalla de san benito

El reverso muestra la cruz de San Benito con las letras:
C.S.P.B.: “Santa Cruz del Padre Benito”
C.S.S.M.L. : “La santa Cruz sea mi luz” (crucero vertical de la cruz)
N.D.S.M.D.: “y que el Dragón no sea mi guía.” (crucero horizontal)

Oración para confiarse a san benito

En círculo, comenzando por arriba hacia la derecha:
V.R.S. “Abajo contigo Satanás”
N.S.M.V. “para de atraerme con tus mentiras”
S.M.Q.L. “Venenosa es tu carnada”
I.V.B. “Trágatela tu mismo”.
PAX “Paz”

Que protección tiene la medalla de San Benito

De que protege la medalla de San Benito
  • Destruye la brujería y todas las demás influencias diabólicas e inquietantes.
  • Nos proporciona protección frente a la tentación,
    el engañado, y los espíritus malignos.
  • Para obtener la conversión de los pecadores
    en la Iglesia Católica, sobre todo cuando están
    en peligro de muerte
  • Para servir como una armadura contra la tentación.


La Cruz de San Benito (Crucifijo de la Buena Muerte) y la Medalla de San Benito han sido reconocidos por la Iglesia como una ayuda para el cristiano en la hora de la tentación, el peligro, el mal, y, principalmente, en la hora de la muerte.

La medalla de San Benito es un sacramental reconocido por la Iglesia con un gran poder de exorcismo. Los sacramentales son “signos sagrados con los que, imitando de alguna manera a los sacramentos, se expresan efectos, sobre todo espirituales, obtenidos por la intercesión de la Iglesia”.

El Catecismo de la Iglesia Católica establece que por los sacramentales “los hombres se disponen a recibir el efecto principal de los sacramentos y se santifican las diversas circunstancias de la vida”.

Recibiremos una indulgencia plenaria si portamos la Cruz de San Benito. A través de la indulgencia plenaria somos perdonados del castigo por nuestro pecados en la hora de la muerte. El creyente debe confesarse, recibir la Comunión, y clamar el santo nombre de Jesús con devoción.

Para la indulgencia no basta la Cruz, debe representarse a Cristo crucificado, en señal de la unión de nuestros sufrimientos a las de nuestro Salvador.

Cruz de San Benito

La Cruz de San Benito no es un símbolo mágico que por si solo repele los males y borra las dificultades de nuestra vida, sino un medio que nos ayudara a superar los contratiempos y a luchar contra el maligno.

El crucifijo de san Benito es un sacramental de la Iglesia Católica, es un símbolo sagrado cuyos efectos son obtenidos gracias a la Iglesia y a nuestra oración.

Para que el crucifijo de San Benito nos aporte la ayuda y nos proteja contra los males, no basta hacerlo bendecir y llevarlo como amuleto, sino que su ayuda es proporcional a nuestra fe y la confianza que depositamos en Dios y en San Benito. La mejor lucha contra los males, las tentaciones y el diablo es llevar una vida de oración.

Benéficos atribuidos al Crucifijo de San Benito
  • Protege de las epidemias;
  • Protege de los venenos;
  • Protege de ciertas enfermedades especiales;
  • Protege de los peligros espirituales y temporales que puede ocasionar el Demonio;
  • Protege de los maleficios;